Este proyecto no nació con fines lucrativos, nació gracias a la preocupación de una familia por observar la devastación cada vez más creciente de la población con los food like products que hoy en día invaden el mercado y son consumidos en los hogares, creando así un huerto sustentable de productos más allá de lo orgánico, ya que no sólo su producción es totalmente orgánica si no que también es libre de pesticidas y de transgénicos, de modo que únicamente se cosecha por temporadas debido a la resistencia natural de la semilla, viendo con el tiempo el déficit de acceso que el entorno social tenía de conseguir productos sanos con nutrientes reales y preocupados sobre todo por las generaciones venideras, el proyecto decide no privatizarse creciendo de modo que brinda más acceso y oportunidad a que la gente pruebe productos reales creando más fuentes de empleo para manos mexicanas, preocupándose por cada producto en el cambio climático y el calentamiento global y sobre todo dándole una segunda oportunidad a la tierra y a la industria alimenticia.